¿Son enemigos nuestros dientes y el azúcar?

Sorprendentemente, el azúcar no es la principal causa de las caries. Lo que provoca caries es el ácido, no el azúcar. Pero existe una relación entre el azúcar y el ácido. El azúcar hace que las bacterias en la boca produzcan el ácido que finalmente daña los dientes. Es decir, que cuanto más azúcar se consuma, más ácido se creará en la boca. Pero este proceso se produce debido a la placa.

249
Dental caries

Pues sí, el azúcar es el mayor enemigo para la dentadura ya que la sacarosa es muy apreciada por las bacterias de nuestra boca.

Las bacterias de la boca se alimentan de azúcar y, como resultado, producen un ácido que ataca los dientes. Algunos minerales, como el calcio y el flúor presentes en los dientes, se encargan de combatir esos ataques. Pero como son constantes, llega un momento en que ese ácido consigue debilitar el esmalte y termina afectando al diente y produciendo las temidas caries.

Una muy buena solución después de consumir alimentos con azúcares es realizar una buena higiene bucal. Es en los primeros 20 minutos tras la ingesta cuando mayor daño ocasionan. Además, es muy recomendable utilizar también el hilo dental para limpiar los espacios interdentales, que es donde se refugian las bacterias.

Un buen aliado frente a las caries provocadas por el consumo de azúcares es el uso de los edulcorantes artificiales ya que los naturales, como por ejemplo la miel, tienen los mismos efectos que el azúcar de cara a nuestros dientes. Los edulcorantes artificiales (sacarina, stevia, aspartano…) no pueden ser procesados por las bacterias bucales, se disuelven rápidamente en la boca y no fermentan, por lo que no producen los ácidos que atacan al diente. Es decir, los edulcorantes artificiales contribuyen a la prevención de las caries y nos ayudan a cuidar nuestra salud bucodental.

Si a pesar de todos los cuidados, o por falta de ellos, se detecta un problema de caries en nuestros dientes, lo mejor es ponerse cuanto antes en manos del dentista.

Cuanto antes se trate una caries, menos afectará a la pieza dental donde se encuentra, además de a las contiguas; por lo tanto, tendrán mejor pronóstico, curación y las técnicas serán menos invasivas. Una caries no tratada puede destrozar una pieza por completo. Por ello, te recomendamos buscar al mejor profesional de tu zona en nuestra red dental.