Cómo combatir las molestas aftas, úlceras o llagas en la boca

Las aftas, también llamadas úlceras aftosas, son pequeñas lesiones superficiales que aparecen en los tejidos blandos de la boca o en la base de las encías. A diferencia del herpes labial, las aftas no aparecen en la superficie de los labios y no son contagiosas.

153

Las úlceras en la boca pueden ser causadas por infecciones bacterianas, virales o fúngicas, un alambre suelto de ortodoncia, una dentadura mal ajustada, un borde afilado de un diente roto o un mal ajuste de alguna obturación. La gran mayoría de ellas están producidas por infecciones virales que afectan a la boca y que se manifiestan de este modo, ya que es el mecanismo de defensa del organismo.

Generalmente, las aftas desaparecen espontáneamente de 7 a 10 días, no dejando rastro, pero si tienen más de 1 centímetro de diámetro pueden tardar más tiempo para cicatrizar.

Hay muchos tipos, no todas son dolorosas y pueden ser signo de algo más serio por lo que, si tras 10 días no han desaparecido las molestias, lo mejor es consultar con su dentista. Además, cuando surgen de forma frecuente, deben ser investigadas por un profesional. En esta misma web puedes encontrar la mejor red de odontólogos que te ayudarán a solucionar este tipo de patología.

Entre las más comunes, además de las úlceras bucales, destacamos la candidiasis y herpes labial:

  • Los herpes labiales aparecen alrededor o en los labios y son contagiosos. En muchas ocasiones, aparecen tras un proceso febril, resfriado, menstruación, fatiga, estrés o bien con la exposición solar. Suelen ser dolorosas y se deben al virus del herpes.
  • La candidiasis bucal es causada por un hongo y típicamente se desarrolla cuando se debilita el sistema inmunológico, lo que solemos llamar bajada de defensas. También puede ser causada por alguna medicación que se pueda estar tomando, como por ejemplo antibióticos, esteroides o en tratamientos oncológicos.